Artículos > El Festival de San Sebastián: La accesibilidad en directo

El Festival de San Sebastián: La accesibilidad en directo

El Festival de San Sebastián, en colaboración con el CESyA (Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción), dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad y gestionado por la universidad Carlos III de Madrid, volvió a subtitular sus galas y premios Donostia para todas las personas con discapacidad auditiva.

Por noveno año consecutivo, el Centro ha subtitulado el Festival de San Sebastián para mostrar al sector del cine, lo fácil y necesario que es hacer accesible a las personas con discapacidad sensorial la cultura cinematográfica y los eventos, siguiendo las pautas de la Estrategia Integral de Cultura para Todos. 

El subtitulado en el Festival de San Sebastián

El hecho de subtitular de forma simultánea en tres pantallas con tres idiomas diferentes (inglés, castellano y euskera) integradas en la escenografía, requiere un importante esfuerzo y trabajo del personal que conlleva muchas horas de ensayo para obtener el mejor resultado.

 

Los distintos eventos que se han subtitulado han requerido de un importante despliegue humano y técnico, para ejecutar un proceso que lleva a convertir en subtítulos la voz que escuchamos en el escenario.

Para la subtitulación de las galas del Festival se aplicaron paralelamente dos soluciones de subtitulación; la primera se trata de la emisión de subtítulos por técnicos del Festival y del CESyA, previamente elaborados en los tres idiomas por el equipo de guionistas del Festival y el equipo de subtitulado. Esta técnica permite conseguir una buena calidad del subtitulado en sincronización con el discurso pronunciado, en el formato correcto y con el coloreado adecuado para la identificación del locutor, pero sólo es aplicable cuando la acción en el escenario se ciñe a un guion previamente conocido. Como esto no ocurre constantemente, principalmente por la intervención de premiados, homenajeados, etc., para los cuales no puede anticiparse el discurso, es necesario recurrir a la transcripción en directo; se trata de un proceso que comienza por la retransmisión al equipo de estenotipistas y taquígrafos de las voces del equipo de traductores simultáneos que se encuentran físicamente en las cabinas del propio auditorio, o de la que proviene  del escenario, si se trata del idioma objetivo.  En esta última edición la estenotipia inglesa se encontraba en Florida, la castellana en Burgos, y la euskera en el propio Donostia.

El resultado de estenotipistas y taquígrafos es la información textual que constituyen los subtítulos. Estos y los pre-generados a partir del guion, son mezclados por un operador del CESyA sobre la tecnología que éste aporta en conexión con el equipamiento audiovisual del Kursaal.

No sería posible realizar este proceso sin la aportación humana y tecnológica perfectamente coordinada de los múltiples equipos que han participado en estos eventos, de entre los que por su directa implicación en la producción de la accesibilidad hay que citar a los técnicos de redes, sonido, video y laser.  

 

El CESyA lleva diez años trabajando para favorecer la accesibilidad en el entorno de los medios audiovisuales a través de los servicios de subtitulado y audiodescripción. Colabora con las asociaciones de personas con discapacidad, con la industria, con instituciones en el ámbito de la cultura, con los radiodifusores o con las universidades para crear e implantar soluciones que mejoren la accesibilidad a los medios audiovisuales. Además trabaja en la sensibilización y la difusión de iniciativas de accesibilidad audiovisual.