Inicio > Artículos > Circo Accesible: proyectos que valen la pena

Circo Accesible: proyectos que valen la pena

El domingo 15 de abril a las 19 horas daba comienzo una de las experiencias pioneras más enriquecedoras del mundo escénico. Teatro Circo Price continua con su compromiso de mejorar la accesibilidad y la inclusión en su programación, y apuesta por el acercamiento al público con discapacidad sensorial e intelectual al género de circo, hasta ahora imposible de acceder. Fue especialmente emotivo encontrar numerosas butacas con usuarios con discapacidad visual en un entorno circense eminentemente visual.

En esta ocasión, El Teatro Circo Price y RESAD, junto con el área de accesibilidad e inclusión del departamento de Innovación y Nuevos Proyectos de Madrid Destino, colaboran en un proyecto de investigación con la participación de dos alumnos que están finalizando sus estudios, Asier Andueza de Dirección Escénica y Alejandro Pérez de Dramaturgia, para incluir la accesibilidad en actividades con una carga más audiovisual. A este proyecto sumaron sus esfuerzos tanto el CESyA como Palmyra Teatro para hacer realidad la iniciativa. La compañía Inextremiste fue la elegida, con su espectáculo Extension, que habla sobre las relaciones humanas y la diversidad como punto de partida mientras conquista al espectador, haciendo circo a través de elementos tan dispares como bombonas de butano o una excavadora, con un ritmo loco y divertido. La compañía, en la que uno de sus miembros posee una discapacidad física, se prestó a realizar un paseo táctil y escénico una hora antes de comienzo de la representación. El público pudo interactuar con los actores, tocarlos y comprobar la dificultad de la escenografía.

El CESyA, centro dependiente del Real Patronato sobre Discapacidad gestionado por la Universidad Carlos III de Madrid, ha colaborado en el proyecto asegurando la calidad de los servicios ofrecidos, al igual que Palmyra Teatro, una compañía que aboga por la accesibilidad a los espacios escénicos y a los espectáculos desde su creación, tanto fuera como dentro de los mismos, y que poco a poco puede llevarla a cabo a través de su convenio con Fundación SIGNE.

Los servicios de accesibilidad se elaboraron y se presentaron de forma innovadora dentro del contexto de la investigación con el objeto de potenciar el canal de comunicación abierto a las personas con discapacidad. Sin pérdida de calidad, la locución de audiodescripción se realizó con carga emotiva para intentar transmitir con mayor fiabilidad, la sensación de inestabilidad, riesgo y emoción que requería el espectáculo.

Una vez finalizado, las entidades organizadoras tuvimos la oportunidad de contar con la participación de las personas con discapacidad en una charla posterior al espectáculo en la cual nos devolvieron sus impresiones, fundamentales para seguir mejorando las actividades culturales que desde el Ayuntamiento de Madrid se ofrece a todos los ciudadanos y ciudadanas. Una persona ciega total, de avanzada edad, aseguró “que era la primera vez que se había emocionado con un espectáculo”. Niños con distintas capacidades instaron a que se siguiera trabajando en esa línea para poder acceder a contenidos hasta ahora sin sentido para ellos.

Desde el CESyA, queremos dar las gracias a Teatro Circo Price, Ayuntamiento de Madrid y RESAD por impulsar con nosotros este proyecto. Aunque sabemos que aún quedan muchas cosas por hacer y mejorar, siempre apoyaremos iniciativas que mejoren la vida y el acceso cultural a las personas con discapacidad y a sus familias. Porque no hay nada más reconfortante que ver pasar una tarde de domingo a una familia al completo, sin importar ni el tipo de evento que sea ni las capacidades que tengan.